Pensamiento espacial como cimiento del lenguaje


Barbara Tversky ha desarrollado una teoría que puede hacer estallar la cabeza de los que desbordamos imaginación

Es profesora emérita de Psicología de la Universidad de Stanford y recientemente ha escrito un libro   Mind in Motion: How Action Shapes Thought

Me parece que soy incapaz de definir su teoría, pero si puedo mencionar algunas de sus reflexiones:

-La hegemonía del lenguaje esta sobre determinada. El pensamiento espacial es anterior al lenguaje tanto desde el punto de vista evolutivo como de su desarrollo. El pensamiento espacial tiene su propia lógica, no necesariamente la del lenguaje. En todo caso, el lenguaje debía construirse sobre el pensamiento espacial, no a la inversa.

-La mente simplifica y abstrae. Nos movemos de un lugar a otro a lo largo de los caminos al igual que nuestros pensamientos se mueven de una idea a otra a lo largo de las relaciones. Hablamos de acciones sobre pensamientos de la misma forma en que hablamos de acciones sobre objetos: los colocamos sobre la mesa, los volteamos, los separamos y los juntamos. Nuestros gestos transmiten esas acciones sobre el pensamiento directamente. Construimos estructuras para organizar ideas en nuestras mentes y cosas en el mundo, las categorías y jerarquías y correspondencias y simetrías individuales y recursiones.

-El cerebro no solo predice lo que sucederá después a medida que actuemos en el mundo. También almacena información, pone cosas en categorías y temas y jerarquías y más, a menudo información que no tiene un uso inmediato y puede que nunca tenga un uso.

- ¿Cómo estructuramos nuestros pensamientos y nuestro mundo?  De muchas formas, no solo de una, y se reflejan entre sí. Ponemos nuestras mentes en el mundo. La mente en el mundo crea un terreno común para nuestros pensamientos colectivos. Nos informa, nos dice qué es, dirige nuestros pensamientos y nuestras acciones. Piense en lo diferente que se ve nuestro mundo, donde casi todo está diseñado, del mundo de nuestros antepasados cazadores-recolectores. Piense en lo que esa organización, una organización por abstracciones, hace con nuestras mentes y con nuestros cuerpos, incluso con mentes y cuerpos pequeños.

-Ahora estoy obsesionada con la estructura, los puntos y las líneas y las cajas y las redes y las categorías y las jerarquías y los ciclos y las espirales y las descripciones lineales, en zigzag, y las discusiones y las conversaciones e historias y los collages intrigantes caóticos. Estructuras espaciales que creamos por acciones de la mente y las ponemos en mundo.

Tversky no es la única científica que ha puesto en duda la hipótesis de que el lenguaje es la base de la evolución de la humanidad. Otros científicos han mencionado la existencia de otras formas de comunicación como la corporal, la gestual y la empática. Incluso algunos hablan de teorías fascinantes sobre la comunicación que logramos a través de nuestras neuronas espejo que nos permiten sentir lo que otros seres cercanos están sintiendo.

Tampoco es la única que ha mencionado la importancia de la comunicación espacial. Hace algunas décadas Harry Pross escribió un interesante libro llamado La Estructura Simbólica del Poder en donde mencionaba al espacio como la base en la que se construía el concepto del poder, como capacidad de ser: cercano-lejano, bajo-alto, oscuro-claro, por ejemplo. Todo desde una perspectiva egocéntrica de la realidad, que es el modo en como nos incorporamos al mundo.

Pero a pesar de todos estos hallazgos previos el pensamiento de Tversky es inspirador, pues da una explicación a la forma en cómo nuestra percepción se corresponde a la naturaleza misma:  las líneas, puntos, estructuras, categorías, jerarquías, sistemas, los podemos encontrar en todas partes. Desde la forma en como hacen sinapsis las neuronas hasta la forma en como se estructuran las nebulosas en el universo.

No es extraño que el pensamiento obedezca a ese orden de la naturaleza, lo raro es que no nos hayamos dado cuenta antes.

Desconozco si su teoría sea aceptada o sólo dure unos años y luego sea desbancada por otra más revolucionaria. La ciencia es así y el conocimiento humano es del tamaño de una partícula en relación con lo que debemos aprender de la realidad, pero su propuesta me parece encantadora porque da una explicación plena a todo lo que hacemos.

Aquí algunos ejemplos que se me ocurren:

-Estudiosos del lenguaje ya han podido clasificar los diferentes idiomas y mencionan una estructura básica del mismo, aquí está el fundamento, lo que en el futuro podría facilitar el aprendizaje de otros idiomas si se determina con precisión esta estructura.

-La dificultad para comprender otras formas de comunicación no verbal como el baile, la música o el del amor se simplifica si lo vemos desde la perspectiva espacial a través de líneas puntos y sistemas. Al menos ahora me parece más comprensible para mí, quizá no para otros que lo sabían ya y este conclusión mía les parezca ingenua.

-Los mapas mentales (y Prezi -no es publicidad) es la mejor forma de presentar ideas y proyectos, también de almacenarlos, su forma de trasmisión de información es altamente espacial.

-La metáfora de San Agustín, el Palacio de la Memoria y el método de Loci (Palacio de los Recuerdos) que se ha usado con tanto éxito para recordar cosas con precisión tiene un fundamento teórico que lo hace aún más atractivo.

-Nuestra percepción como centro de partida del conocimiento de la realidad nos empuja a reflexionar sobre la importancia del lugar en donde crecemos. Nos lanzamos al mundo desde ese perspectiva y nos determina. Cada vez es más claro que no es la economía como lo sugirieron los promotores de Clinton sino la tierra la que explica todo 

Pero lo más importante, me parece, quizás por mi formación profesional es que hay mucho más que palabras en nuestra conciencia, las palabras no crean la realidad, lo que no tiene nombre sí existe y hay otras formas de percepción y comunicación que debemos aprender.

Comentarios