Consejos para mercadotecnia viral

La mercadotecnia viral ha causado una especie de fascinación entre muchos mercadólogos por la difusión que llega a alcanzar, si se logran sus objetivos.

Su atractivo reside fundamentalmente en que, dado que se basa en las recomendaciones de los propios receptores del mensaje, sus costros de distribución son prácticamente nulos.

Pero el sueño podría estar llegando a su fin, a menos para quienes no están teniendo buenas experiencias, debido a que están reproduciendo lo que otros hacen, sin asegurarse de que esa práctica sea exitosa.

Según el reporte “Viral Marketing: Bringing the Message to the Masses.” de la empresa analista JupiterResearch, sólo el 15% de las campañas virales incitó a la gente a retransmitir el mensaje, lo cual ha provocado un decrecimiento del 55% de los planes de uso de esta herramienta para ser empleada con los poderosos “influentials” (influenciadores, para mí, aunque sea un anglicismo)

No obstante estas cifras, la mercadotecnia viral no tiene porque dejar de usarse, la clave está según el coautor del reporte de JupiterResearch, Emily Riley en el uso de las mejores prácticas para lograr una campaña exitosa con esta herramienta.

Riley ofrece -a través de BtoBonline.com - cinco de las prácticas para tener éxito con la mercadotecnia viral:


1. Dé a la gente algo digno de ser reenviado. Sus lectores no van a retrasmitir su boletín de noticias, ni mucho menos sus mensajes publicitarios…a menos que haya algo en estos mensajes que motiven su reenvío, esto puede ser un juego, un vídeo, un consejo, un concurso o cualquier cosa que represente un valor real para el lector

2. Hágalo fácil. Añada un botón amigable que lo reenvíe a un amigo y que le ayude a la gente a hacerlo de inmediato.

3. Use la lista correcta. Según resultados del reporte sólo el 7% de los adultos han retransmitido un mensaje a otro adulto. Sólo un 3% de entre los 18 y los 24 años lo ha hecho, mientras que el 10% de adultos entre 45 y 54 han reenviado un mensaje de mercadotecnia viral.

4. Piense en aliados. La razón por la estas campañas están dejando de usarse es por el siempre polémico tema del retorno de inversión. Especialistas conocedores del tema pueden lograr mejores resultados y aunque parezca que va a gastar más a fin de cuentas el retorno en ingresos puede justificarle esa inversión. Otra opción es aliarse con otra empresa para repartir sus gastos

5. Relacione su mensaje con un blog o un micrositio. No se base solamente en el listado de correo electrónico que tenga a la mano. Pero tenga cuidado, de no perder el tiempo de no recurrir a prácticas engañosas de participar en los blogs fingiendo ser un usuario, es mucho mejor ser uno mimo. Sea sensible a la retroalimentación negativa y responda a ella con transparencia

De estas cinco importantes recomendaciones, la que es definitivamente determinante es la primera. Si no se ofrece algo valioso para el lector, no habrá esfuerzo que valga. Por esta razón hay pocas campañas virales exitosas, pues no siempre es fácil ofrecer algo de valor para el destinatario del mensaje. A veces no tiene que ser un objeto valioso, puede simplemente ser información importante. Esto es particularmente relevante cuando hay incertidumbre informativa. Entre más ausencia haya de información, más posibilidades tiene un mensaje de ser retransmitido en la gente ansiosa por saber lo que está pasando.

Comentarios

Eduardo dijo…
Los casos de Gabfilio (¿qué fue de él?) y Edgar (el de la caída) me vienen a la mente. Aunque en realidad no son publicitarios, pero el fenómeno se da.

Creo que el humor es una de las herramientas más fuertes para la publicidad viral, como el comercial de "¿y la Cheyenne apá?".
Hola Eduardo

Sin duda, el humor es idóneo, casi necesario, para lograr que un mensaje se haga virulento.

Saludos