miércoles, julio 27, 2016

Se acabó el romanticismo digital ya nada es gratis para los emprendedores


La idea que a todos nos cautivó de que cualquier empresa de cualquier tamaño tenía igualdad de oportunidades en internet, siempre y cuando se conectara con su audiencia usando las herramientas adecuadas está muriendo en una agonía larga y hasta un poco aburrida.

Los gigantes de internet, como Google y Facebook, los que hicimos grandes todos nosotros, con nuestras preferencias, nos está cerrando los caminos de la difusión y el relacionamiento debido a intereses económicos. Es decir, para que ellos ganen más dinero y sus accionistas no se quejen, ni los castiguen.

Al final es entendible: todo es negocio, pero la idea romántica que ha promovido el creador del web Tim Berners-Lee de hacer de la web una herramienta de comunicación universal está llegando a su fin.  Soñamos con sistemas abiertos, con arquitecturas universales, con conocimientos compartidos, con una malla de relaciones de negocio que fueran líneas de conexión en donde todos tuviéramos mejores oportunidades.

Ya no es así y tampoco se trata de ponerse a llorar por un bello pasado que no regresará. Se trata de dejar atrás nuestra inocencia y desarrollar los caminos para que las oportunidades sigan siendo para quienes les interesa tenerlas.

Los hechos:

Este vídeo explica como Google nos está envolviendo de contenidos que ellos deciden. Esto significa que por un lado la información que recibimos es parcial, por el otro es que la información que publicamos no llegará. Los blogs independientes cada vez tendrán menos visitas y la búsqueda de información independiente será más difícil de encontrar. Pero el reto es más grande para los emprendedores que quieran dar a conocer sus nuevos servicios.


There are no "regular results" on Google anymore. from DuckDuckGo on Vimeo.

Por otro lado, Facebook no se queda atrás. O más bien, se pone en la cabecera en este fenómeno del envolvimiento en burbujas al usuario para darle contenido que su algoritmo decida. Es decir, si eres un usuario de Facebook, sus propietarios consideran que no tienes la suficiente habilidad para seleccionar contenido que sea de interés para ti y lo harán en tu lugar. Curiosamente te quitarán contenido de empresas a las que tú les regalaste un “me gusta” porque estabas interesado en ver su contenido.


¿Qué se puede hacer?

Aceptada la realidad es necesario pensar en lo se puede hacer para que las pequeñas y medianas empresas, así como los emprendedores afronten estos cambios.

Lo primero es seguir las reglas, hay que olvidarse del contenido basura.

De hecho, la razón principal de la mayoría de los cambios que hicieron estos gigantes se debió al abuso de la gente por engañar al cibernauta con trucos para llevar tráfico a sus sitios o fanpages.

Tendremos que ser honestos y hablar de nuestras verdades, pero eso no quiere decir que tengamos que ser aburridos. Las marcas se crean a través de historias, hay que darles vida con historia que cautiven, con una visión del mundo que encaje con estilos de vida, con consejos e información que interese y hablar de las necesidades reales que está satisfaciendo el producto o servicio que se ofrece. Si esto no es posible de definir, entonces quizás tu negocio necesite ser repensado. No es marketing lo que necesitas.

Luego hay que regresar al origen. 

Esta enseñanza es universal y es uno de las grandes lecciones del gran maestro Lao-Tsé:

Todas las cosas entran en la existencia,
y desde allí las vemos regresar.
Contempla las cosas que florecen;
cada una vuelve a su origen.
Regresar al origen se llama paz.

Me queda claro que esta enseñanza es mucho más grande que la simpleza que estoy tratando, pero al final se trata de una manera de ver las cosas. El origen de la mercadotecnia es la clave de la nueva mercadotecnia. Nunca se separa de su esencia y por lo mismo jamás debemos olvidar el origen.

La mercadotecnia es la actividad para crear, comunicar, liberar e intercambiar valor

No lo olvidemos. No se trata de desarrollar novedosas estrategias digitales, ni de usar las herramientas más avanzadas y complejas, tampoco se trata de seguir al rebaño liderado por gurús patrocinados. Se trata simplemente de comunicar valor, por el medio que sea necesario.

¿Alguien recuerda el libro de Michael E. Porter “Estrategia Competitiva” y sus tres estrategias genéricas? Liderazgo general en costos, diferenciación y enfoque o alta segmentación. Es posible que muchos piensen que esto es un tema superado, pero este es el momento para que los empresarios consideren la posibilidad de salirse por unos momentos del mundo digital y definir la estrategia que seguirán para desarrollar su negocio.

Algunos gurús hablan sobre el alcance ilimitado de internet para llegar a todos los confines del mundo, pero ¿es esto útil para nuestra estrategia?

Y finalmente hay que pagar. Si pagar, se acabó el sueño romántico

Sé que no nos gusta, para internet ya no es gratis ni barato. Ni las plantillas de páginas web son útiles, aunque sean muy bonitas, ni se puede conseguir fans, seguidores y lectores con un contenido extraordinariamente viral, todo tiene un costo y lo mejor es hacer un buen análisis de costos para obtener de internet lo que realmente necesitamos. Pronto descubrirán que de todas formas sigue siendo más barato que el mundo de los impresos y la publicidad tradicional.


No hay comentarios.: