Las ironías de la comunicación con tecnologías

No cabe duda que somos una especie compleja. Quizá nuestra superioridad intelectual con respecto a otras especies no sea más que una ilusión. La rana de hecho invierte mejor su tiempo con su croar, cantándole a la vida y al amor, en lugar de gastarlo -como nosotros- en satisfacer nuestras comerciables y muchas veces ficticias necesidades.

El caso es que en no pocas ocasiones los inventos que se hacen con en fin de facilitarnos la vida, terminan complicándola y como solución ofrecemos algo aún más complejo.

Éste es el caso de las tecnologías de comunicación: inventadas con el fin de abrir diferentes vías de enlaces entre personas con el fin de incrementar la capacidad de comunicación, son ahora un fenómeno que -según un estudio realizado por la legendaria empresa Cisco- su uso indiscriminado puede causar problemas en equipos de trabajo.

Hasta 4 veces de tiempo se toma el intercambio de información por estas vías de “alta velocidad” respecto al tiempo que tomaría si este intercambio se realizara cara a cara.

Aunque el estudio resulta un poco exagerado porque no resalta la importancia de que este tipo de comunicaciones a través del mundo sean posibles gracias a estas invenciones, su lectura es interesante pues señala problemas de no muy visibles que afectan la productividad de las empresas además de que propone irónicas soluciones tecnológicas a los problemas causados por el uso de estas tecnologías, como los chats temáticos.

Léelo completo aquí

Comentarios

ivan dijo…
Alguna vez me toco ir a hacer un trabajo de diseño y recabar información a el puerto de Manzanillo y recuerdo que nos invitaron a entrar a una junta general que tenían todos los lunes para ver cuales barcos entrarían (y saldrían) esa semana, era una junta grande como de 40 personas en un lugar grande. En esa junta solo había una o dos personas con laptops, todo mundo llevaba listas en papel, lo primero que pensé es que algún sistema, algún software les podría hacer la junta más fácil, mi sorpresa fue ver como hablando cada uno y otros apuntando podían mover grandes barcos y grandes cantidades de información sobre lo que llevaba el barco, su peso y medidas, como acomodarlo etc.
Hola Iván

En ventas suceden cosas muy similares. No hay como el contacto cara a cara, las vìas de comunicaciòn son mucho màs amplias.

Saludos