Mentiras en mercadotecnia, periodismo y relaciones públicas

Hay una diferencia importante entre dar una información falsa y dar una información falsa intencionalmente. En el primer caso no hay intención de mentir, aunque se miente, en el segundo caso hay un motivo que nos lleva a mentir y este motivo hace una gran diferencia.

Curiosamente hoy leí tres casos en donde se cuestiona la difusión y la veracidad de la información:

-La primera, la más popular, tiene que ver con el extrañamiento por parte de la presidencia de la República Mexicana por la conducta de Telemundo “contraria a la ética periodística, por difundir comentarios del mandatario federal ‘off the record’.”

-La segunda es un comentario de etcTerritorioCreativo.es en donde relata un caso de una agencia de publicidad que recurre a la mentira como parte de una campaña de lanzamiento de un sitio web. Juan Luis el autor de post se pregunta sobre el efecto que causa el lograr que se hable de uno, aunque sea mal, una idea muy socorrida entre muchos promotores de imagen personal.

-El tercero el más refrescante de todos es Jeff Davis de Buzzmachine en donde habla de la nueva responsabilidad que tienen las agencias de Relaciones Públicas por decir la verdad ante la facilidad que permite internet de tener acceso a la información. Y recuerda el penoso caso de la agencia Edelman-Wal Mart en donde se trató de hacer pasar un blog como auténtico, cuando no era más que el ejercicio de las viejas practicas de los publirrelacionistas. Manipulación de la información que no hizo mas que hacer daño a quienes la generaron

Davis afirma que quien dice la verdad se está ganando un lugar en la nueva arquitectura de las noticias, pero quien ofrece información incompleta o falsa se arriesga a sufrir nuevas penas.

Me parece que sus conceptos se pueden extender a todas las prácticas de la comunicación, incluida por supuesto las de la mercadotecnia y la publicidad. No se trata de un reflexión moral, si no de un análisis que tiene que ver con la confianza del consumidor, tanto de información como de productos y servicios.

Ninguna institución, así sea la más alta en jerarquía de un país, tiene la autoridad moral para pedirle a un periodista que oculte información, cuanto más si ésta es de interés para la población. La práctica de no difundir comentarios “of de record” refleja complicidad y no se le puede exigir a ningún periodista, cuyo compromiso es con la verdad.

Comentarios

Eduardo dijo…
Debo diferir un poco contigo, es muy común que los periodístas manipulen las palabras en entrevistas o en eventos para que "suene" mejor o que se genere controversia.

También sabemos que muchas publicaciones tienen "línea editorial", pero son prácticas institucionales que hasta son aceptadas por todos.

Para mí esto es lo primordial, la falta de ética en el periodismo. Y luego se quejan que en el internet desinforman.
Hola Eduardo:

Sí. Estoy de acuerdo con tu diferencia. Hay demasida línea editorial y manipulación en la práctica del periodismo.

También concuerdo en que lo primordial está en la falta de ética en el periodismo de todos los medios.

El periodista debe apegarse a los hechos, por más difícil que esto parezca

Gracias por tu comentario que enriquece en mucho a este post

Saludos.
Bueno amigo hay una empresa que ofrese ganancia por medio de una gran red que se esta construyendo.
Donde se gana dinero contestando dinero,archivando,de supervisor,coordinador y ofrese becas.
Se exige solo una prueba de venta de un articulo y se congrega un personal grande con o sin experiencia para expandir la empresa.
La verdad no estoy seguro y estoy que ingreso,segun todo esta legal y se ve legal.
Se algo respondeme se lla ma redemark en cartagena colombia...
Espero tu respuesta...