La mercadotecnia del naufragio

Justamente ayer escribía sobre la importancia que significa para las empresas la capacidad de poder narrar una historia irresistible.

Salvador, Jesús y Lucio eran personas totalmente desconocidas para prácticamente todo el mundo. Su historia de vida había sido como cualquiera de los millones de seres humanos que pueblan la tierra con ingresos magros.

Nadie los vemos, ni los escuchamos, ni entendemos y ni queremos conocer sus problemas.

Pero su aventura del naufragio ha fascinado a los medios y capturado la atención de millones de personas. La tardanza para el arribo del buque que los rescató contribuyó a incrementar la expectativa de la noticia y hacerla más misteriosa y atractiva. El diario The Marshall Island Journal movió sus influencias para obtener la exclusiva del arribo y una productora de cine los derechos para hacer una película.

¿Son caníbales? ¿Narcotraficantes? ¿Pescadores furtivos? ¿Héroes de la supervivencia? Las especulaciones en torno a su vida brotan por todos lados. Pero en realidad son las mismas personas que zarparon hace más de nueve meses, pero las circunstancias de su rescate hicieron que su historia fuera conocida por el mundo. Esto los convirtió en personas extraordinarias, dignas de ser el centro de atención de los medios, aún cuando estén quizá con una salud minada tanto física como mental.

Que bueno para ellos que su historia podrá ser conocida por el mundo. Muy probablemente esto les cambiará su vida y será motivo para hablar de otras personas que viven condiciones similares en las que ellos vivían antes de su naufragio.

El hecho de que su historia pueda ser contada, lleva a la reflexión en torno a la vida de otras personas que pudieron tener aventuras extraordinarias que podrían ser historias irresistibles, pero que nadie las cuenta y por consecuencia nadie las conoce.

Si tu empresa, o tu vida, ha naufragado por más de nueve meses, quizá pueda convertirse en una historia irresistible que te rescate del naufragio. Lo importante es que sea una historia que genere expectativa, misterio y que atrape la atención de todo el mundo.

Comentarios

Eduardo dijo…
Definitivamente a todos nos gusta una buena historia y sobretodo de superación de obstáculos increíbles.

Sin embargo, creo que la exposición en televisión fue excesiva.
Si la verdad es que fue excesiva. Casi no veo los noticieros por televisión y de todas formas me llegaron los mensajes "lacrimosos" del tema. Ni que decir de radio y prensa.

Y la que nos espera, falta la película, el libro, la telenovela, la obra de teatro, la invitación a los pescadores a eventos de gala (quizá jurados de concursos de belleza) y todas esas cosas que se explotan comercialmente.

Pero si lo ves desde el punto de vista de mercadotecnia de marca personal, los pescadores lograron un posicionamiento meteórico. Acorde con lo extraordianario de su historia (aun cuando se descubra que es falsa)