Adidas en el pecho de Fidel Castro


foto: www.correodigital.es/ap
Después de confirmar que prácticamente todas nuestras decisiones están enmarcadas por las emociones, y de saber que a las personas que -por daño cerebral- carecen de emociones tienen dificultad para tomarlas, resulta más relevante cuidar la calidad de la información que asimilamos. Los adjetivos calificativos son enemigos del entendimiento. Sin caer en catastrofismos los calificativos funcionan en nuestro cerebro como agentes de desinformación que nos hace decidir antes de entender la información que nos llegará después por la ruta racional, la ruta lenta del cerebro.

El desprecio que los medios de información han engendrado en la imagen de Fidel Castro, aunado al férreo control de información del régimen cubano, han convertido a este hombre de guerra (no se me ocurre otro adjetivo sin caer en ideologías) en un dictador viejo, necio, decrépito, quizá al borde de la muerte.

En ese entorno informativo, es fácil pensar que a Castro está loco al no darse cuenta que porta en su pecho un símbolo del capitalismo contra el cual el ha luchado todo el tiempo. Podría ser locura, vejez o descuido. Pero si nos atenemos a la historia, el logotipo de Adidas no puede ser producto de casualidad, inocencia, o intento publirrelacionista de dulcificar su imagen. Tiene mucho más fondo.

Durante décadas Castro se ha considerado a sí mismo, como el símbolo de la revolución cubana. Las modas iban y venían pero él jamás cambió su imagen. Su barba y el uniforme militar lo acompañaron en la guerra, llegaron con él al poder y se han mantenido a su lado todo el tiempo. Recuerdo haber leído la declaración de un analista del régimen cubano que explicaba que Castro no cambiaría su imagen nunca. Rasurarse la barba o abandonar el traje verde olivo podría mandar un mensaje tanto internacional como interno de que “algo” pudo haber cambiado en Fidel Castro.


Ayer ese cambio de “algo” en la imagen de Castro recorrió el mundo.

Y muy probablemente ese “algo” tiene que ver con el futuro de Cuba. Recordemos que Castro, aun en su vejez, ha dado muestras de inteligencia política y frialdad calculada y serena en su toma de decisiones. Cuando Fox le dijo la famosa frase “comes y te vas”. No respondió de inmediato. No despotricó contra Fox, ni su periódico oficial Granma publicó la falta de tacto político del primer presidente abiertamente de derecha del México contemporáneo. Espero la fecha de la reunión, vino a México, dio su conferencia y al terminarla soltó –con visión estratégica - una bomba ante toda la comunidad política internacional y su prensa acompañante. A los 75 años demostró ser un guerrillero puro, que sabía utilizar con destreza el factor sorpresa, el arma simple y sencilla (en este caso la palabra) que se dirige a los puntos vitales de su enemigo.

El tiempo nos dirá el significado de ese nuevo aliado en la imagen de Castro.

Comentarios

Anónimo dijo…
Claro.

Ese aliado que Castro lleva en el pecho es el encargado de vestir a la selección cubana en todas sus disciplinas deportivas.

De hecho, la sudadera que porta es del modelo más reciente de la delegación caribeña, el de los juegos centroamericanos celebrados en Cartagena, Colombia.

Si, el mensaje que Castro manda es el de ser un cubano enardecido.

Adidas resulta ser un icono y una marca, no usual (en el sentido de uso), pero sí conocida para el cubano promedio.

Aldo Fonseca
Anónimo dijo…
oh, por dios,Gustavo Fonseca, con tantos poderosos que andan destruyendo el mundo te vienes a fijar en fidel, que no será perfecto, nunca nacerá ninguno, pero le ha dado y seguirá dando muchas satisfacciones al pueblo cubano. Cuida tu ética periodística, está muy dañada, hasta al enemigo se le trata con elegancia.
Una cubana.
Hola Comentarista Cubana

No soy Gustavo Fonseca, ni considero a Fidel Castro mi enemigo (soy un una pequeña partícula de de la blogósfera, solamente)

Te agradeceré que leas con mas detenimiento el post. Su sentido es contrario a tu interpretación. Este es un blog que habla de mercadotecnia y a veces de la comunicación política, mis preferencias políticas son personales y me las guardo.

Mis respetos para ti y el pueblo cubano.
Anónimo dijo…
hOLA A TODOS, se que Fidel al ser comunista no deberia usar una marca capitalisdsta, pero igual como vamos a juzgar por eso a un hombre que ha dado su vida por ver a Cuba salir de las manos del imperialismo, y ha tratado que la gente de cuba viva bien, o me van a decir que fidel no fue una gran persona al quitarle la hacienda a su propia madre y repartirla en tre los pobres cubanos que no tenian ni mierda. Yo soy izquierdista y demasiado y de verdad no me importa la prenda que use una persona si no sus intenciones con los demas. Si el publicado anterior era para hacer quedar mal a fidel, de verdad que es un fiasco porque Fidel es un heroe y se merece el mundo.

Colombiano: Diego Segura
alvaro dijo…
Yo creo que Gustavo ha sido imparcial, porque siempre estos temas políticos son un poco rasposos.

A veces se ve un poco contradictorio que utilize la marca Adidas, igual que Hugo Chavez cuando criticaba a las multinacionales y a la mano invisibles con una sudadera puma, aunque chavez no sataniza por completo al mercado como si lo hace Castro.

Pero son cosas de la vida. También en el capitalismo, las empresas venden camisas del Che Guevara.

http://www.alvarolsite.blogspot.com